SOCIOLOGIA, TEORIA Y PRACTICA…

Sociología, Economía, Política, Cultura

La muerte reciente de Osama Bin Laden, un gigantesco montaje de Obama y la CIA?

leave a comment »

La gran mentira de Obama… ?

Madrid, 2 de mayo de 2011. José Antonio Osorio Rodríguez, redaccion opiniondigital.es, joseantonio@opiniondigital.es

El premio Nobel y presidente norteamericano Hussein Barack Obama miente al mundo. Es de sobras conocido que Osama Bin-Laden lleva muerto al menos desde el año 2007.

El mayor patrimonio de una nación es su credibilidad, y los USA la han dilapidado. Lo más inquietante no es lo que hacen, sino otra cosa. Esta gente nunca da “puntada sin hilo” y me temo que se esté preparando algo y esto sea una pre- constitución de prueba que justifique algún tipo de evento posterior.

Deberíamos hacernos  varias preguntas sobre la noticia del día que es la presunta muerte de Osama Bin-Laden a manos de un comando SEAL de la US-Navy.

Sobre todo porque es de sobras conocido que Osama Bin-Laden lleva criando malvas al menos desde el año 2007 como poco. Lo sabemos no por ciencia infusa sino a raíz  de un vídeo que recoge la última entrevista que hizo la ex primera ministra paquistaní Bennazir Buttho al presentador Sir. David Frost (ExBBC) el 2 de Noviembre de ese año para la cadena de televisión quatarí Al-Jazzera, justo antes del atentado que le costó la vida.

En ella Bennazir Buttho, entre otras muchas cosas, desveló que Osama Bin-Laden había sido muerto por el británico de nacimiento Omar Sheikh (Por cierto este vídeo lo emitió CENSURADO la BBC).

Ahmed Omar Saed Sheikh, alias "Mustafa Muhammad Ahmad" que  según el  libro  “In the line of fire” del ex – presidente paquistaní Pervez Musharraf fue reclutado por el  MI6 británico mientras estudiaba en Londres ciencias económicas habiendo servido como agente durante la guerra en los Balcanes implicándose en acciones jihadistas y convirtiéndose probablemente en agente doble por aquel entonces, antes de trabajar para el ISI (Servicio secreto paquistaní).

Este individuo aparece implicado en numerosos atentados terroristas incluida la decapitación de varios compatriotas británicos suyos entre otros.

No tengo porque dudar de la palabra de Bennazir Buttho, la que fue dos veces primera ministra de un país musulmán (Paquistán) e iba a por la tercera cuando la asesinaron, descendiente de la saga familiar de Alí Buttho y cuyo marido es el actual presidente paquistaní.

Si tengo dudas sobre la película que nos presenta Barak Hussein Obama ahora mismo, con una operación de comandos navales que matan a Osama Bin-Laden y tiran su cuerpo al mar, mientras por internet circula una foto trucada del supuesto cadáver.

Más complicado es creer a un país que lleva mintiendo al mundo desde el principio, y no hablo ya de las serias y fundadas dudas sobre la versión oficial de los atentados del 11-S sino de algunas probadas fehacientemente como la mentira de las armas de destrucción masiva iraquíes que incluso el ex – presidente George Walker Bush admite que no existían en su libro autobiográfico “Decission points”.

Estados Unidos y, en particular, su presidente George W. Bush habían inflado deliberadamente informes de inteligencia y habían mentido sobre las armas de Iraq para justificar una invasión del país. El Center for Public Integrity afirmó que el gobierno del presidente Bush hizo un total de 935 declaraciones falsas entre 2001 y 2003 sobre la supuesta amenaza de Iraq a los Estados Unidos.

Bush hizo a sabiendas 232 declaraciones falsas sobre las armas de destrucción masiva y otras 28 sobre las supuestas relaciones de Iraq con al-Qaeda. La construcción de una poderosa bomba nuclear por parte de Sadam era algo inminente, aseguraban diariamente portavoces del Pentágono, del Departamento de Estado y la Casa Blanca, aseveraciones que eran repetidas sin matiz alguno por Tony Blair, José María Aznar y el resto de cómplices.

En septiembre de 2002 el Congreso aprobaba por amplia mayoría el uso de la fuerza contra Iraq. De nada valían los informes sobre el terreno de los cientos de expertos de la ONU dirigidos por Hans Blix, en los que se aseguraba que Iraq no contaba con la capacidad armamentística que se le adjudicaba, que gran parte de su arsenal había sido destruido en la Guerra del Golfo y que los constantes controles a los que era sometido imposibilitaban el desarrollo de armas de destrucción masiva.

“La verdad es la primera víctima de una guerra”, dijo el congresista estadounidense Hiram Johnson en 1917. El presente artículo da cuenta de un hecho propagandístico, una mentira fríamente calculada, que logró conmocionar a la opinión pública norteamericana con el fin de que el gobierno de George Bush (padre) lograse su apoyo para intervenir en la Guerra del Golfo de 1990.

Para que la opinión pública de Estados Unidos estuviese a favor de una intervención de su país tras la Guerra Fría y después del trauma que dejó enesta sociedad la Guerra de Vietnam, el Gobierno necesitaba inventarse una razón de peso para lanzarse a su aventura militar en Irak y como parece ser su estilo, la ausencia real de tal razón nunca fue un obstáculo.

Esta “razón” fue proporcionada Hill & Knowlton, una gran compañía publicitaria de la época y que se dicen que era también “especialista en maquillar dictaduras”. Esta empresa fue contratada por el gobierno kuwaití. Necesitaban ponerle cuernos y rabo a Sadam Hussein y al ejército iraquí, así es que el “testimonio” de una joven enfermera de un hospital kuwaití salió en todas las pantallas de televisión relatando que el ejercitó iraquí había entrado en su hospital y había desconectado y robado  todas las incubadoras que allí había, dejando a 312 recién nacidos muriendo en el suelo. La joven lloraba desconsolada.

Dieron un gran golpe de efecto. Saddam era satanás, Irak el averno y la opinión pública norteamericana lloraba exigiendo que su país salvase a Kuwait; la guerra se convirtió entonces en un necesario “rescate para restaurar la democracia”. Stauber y Rampton escriben: "Todo gran evento propagandístico necesita lo que los periodistas llaman el –gancho-, algo que provoca una fuerte reacción emocional y hace que la noticia no se olvide. En el caso de la guerra del Golfo, el –gancho- lo inventó Hill & Knowlton".

Investigado el caso, se ha dado cuenta de que este testimonio fue una invención: la joven que relató la dramática historia no era otra que la hija del embajador de Kuwait en Estados Unidos –miembro de la familia real de aquel país–, que además no se encontraba allí en el momento de los supuestos hechos, y varias entrevistas a trabajadores de aquel hospital niegan rotundamente la masacre. Incluso Amnistía Internacional tuvo que rectificar las declaraciones que había hecho al respecto.

Podría seguir enumerando embustes con origen en el gobierno de los EE.UU pero cualquiera puede entretenerse con google buscando ejemplos y no considero necesario alargar más este artículo. Solo quiero reseñar que si el mayor patrimonio de una nación es su credibilidad, entonces los USA tienen un gravísimo problema ya que la han dilapidado y no les queda ni una pizca. ¿Por qué iban a cambiar su costumbre y decir la verdad ahora contándonos una historia de “hazañas bélicas” con un comando naval que mata a Bin-Laden sin sufrir ni una baja, se lo lleva y tira el cadáver al mar?

Creo más las palabras de Bennazir Buttho que las de Barak Hussein Obama o cualquier otra fuente oficial norteamericana. No se puede engañar continuamente a todo el mundo y pretender hacerlo con historias tan inverosímiles como estas.

Lo que más me inquieta no es lo que hacen, sino otra cosa. Esta gente nunca da “puntada sin hilo” y me temo que se esté preparando algo y esto sea una pre-constitución de prueba que justifique algún tipo de evento posterior. Lo que nos debe ocupar ahora es el porqué hacen esto y lo hacen precisamente ahora… ¡Ojo con los próximos acontecimientos!

José Antonio Osorio Rodríguez

http://www.opiniondigital.es/articles/189-La-gran-mentira-de-Obama.asp

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Powered by Qumana

Written by Eduardo Aquevedo

3 mayo, 2011 a 14:45

Publicado en EEUU, MANIPULACION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: