SOCIOLOGIA, TEORIA Y PRACTICA…

Sociología, Economía, Política, Cultura

Posts Tagged ‘BANCOS

P. Krugman: Islandia, el camino que no tomamos (pero que era el mejor…)

leave a comment »

PAUL KRUGMAN 30/10/2011

crisis2008

 

Los mercados financieros están celebrando el pacto alcanzado en Bruselas a primera hora del jueves. De hecho, en relación con lo que podría haber sucedido (un amargo fracaso para ponerse de acuerdo), que los dirigentes europeos se hayan puesto de acuerdo en algo, por imprecisos que sean los detalles y por deficiente que resulte, es un avance positivo.

       

      “Al revés que el resto, Islandia dejó arruinarse a los bancos y amplió su red de seguridad social”

      Pero merece la pena retroceder para contemplar el panorama general, concretamente el lamentable fracaso de una doctrina económica, una doctrina que ha infligido un daño enorme tanto a Europa como a Estados Unidos.

      La doctrina en cuestión se resume en la afirmación de que, en el periodo posterior a una crisis financiera, los bancos tienen que ser rescatados, pero los ciudadanos en general deben pagar el precio. De modo que una crisis provocada por la liberalización se convierte en un motivo para desplazarse aún más hacia la derecha; una época de paro masivo, en vez de reanimar los esfuerzos públicos por crear empleo, se convierte en una época de austeridad, en la cual el gasto gubernamental y los programas sociales se recortan drásticamente.

      Nos vendieron esta doctrina afirmando que no había ninguna alternativa -que tanto los rescates como los recortes del gasto eran necesarios para satisfacer a los mercados financieros- y también afirmando que la austeridad fiscal en realidad crearía empleo. La idea era que los recortes del gasto harían aumentar la confianza de los consumidores y las empresas. Y, supuestamente, esta confianza estimularía el gasto privado y compensaría de sobra los efectos depresores de los recortes gubernamentales.

      Algunos economistas no estaban convencidos. Un escéptico afirmaba cáusticamente que las declaraciones sobre los efectos expansivos de la austeridad eran como creer en el "hada de la confianza". Bueno, vale, era yo.

      Pero, no obstante, la doctrina ha sido extremadamente influyente. La austeridad expansiva, en concreto, ha sido defendida tanto por los republicanos del Congreso como por el Banco Central Europeo, que el año pasado instaba a todos los Gobiernos europeos -no solo a los que tenían dificultades fiscales- a emprender la "consolidación fiscal".

      Y cuando David Cameron se convirtió en primer ministro de Reino Unido el año pasado, se embarcó inmediatamente en un programa de recortes del gasto, en la creencia de que esto realmente impulsaría la economía (una decisión que muchos expertos estadounidenses acogieron con elogios aduladores).

      Ahora, sin embargo, se están viendo las consecuencias, y la imagen no es agradable. Grecia se ha visto empujada por sus medidas de austeridad a una depresión cada vez más profunda; y esa depresión, no la falta de esfuerzo por parte del Gobierno griego, ha sido el motivo de que en un informe secreto enviado a los dirigentes europeos se llegase la semana pasada a la conclusión de que el programa puesto en práctica allí es inviable. La economía británica se ha estancado por el impacto de la austeridad, y la confianza tanto de las empresas como de los consumidores se ha hundido en vez de dispararse.

      Puede que lo más revelador sea la que ahora se considera una historia de éxito. Hace unos meses, diversos expertos empezaron a ensalzar los logros de Letonia, que después de una terrible recesión se las arregló, a pesar de todo, para reducir su déficit presupuestario y convencer a los mercados de que era fiscalmente solvente. Aquello fue, en efecto, impresionante, pero para conseguirlo se pagó el precio de un 16% de paro y una economía que, aunque finalmente está creciendo, sigue siendo un 18% más pequeña de lo que era antes de la crisis.

      Por eso, rescatar a los bancos mientras se castiga a los trabajadores no es, en realidad, una receta para la prosperidad. ¿Pero había alguna alternativa? Bueno, por eso es por lo que estoy en Islandia, asistiendo a una conferencia sobre el país que hizo algo diferente.

      Si han estado leyendo las crónicas sobre la crisis financiera, o viendo adaptaciones cinematográficas como la excelente Inside Job, sabrán que Islandia era supuestamente el ejemplo perfecto de desastre económico: sus banqueros fuera de control cargaron al país con unas deudas enormes y al parecer dejaron a la nación en una situación desesperada.

      Pero en el camino hacia el Armagedón económico pasó una cosa curiosa: la propia desesperación de Islandia hizo imposible un comportamiento convencional, lo que dio al país libertad para romper las normas. Mientras todos los demás rescataban a los banqueros y obligaban a los ciudadanos a pagar el precio, Islandia dejó que los bancos se arruinasen y, de hecho, amplió su red de seguridad social. Mientras que todos los demás estaban obsesionados con tratar de aplacar a los inversores internacionales, Islandia impuso unos controles temporales a los movimientos de capital para darse a sí misma cierto margen de maniobra.

      ¿Y cómo le está yendo? Islandia no ha evitado un daño económico grave ni un descenso considerable del nivel de vida. Pero ha conseguido poner coto tanto al aumento del paro como al sufrimiento de los más vulnerables; la red de seguridad social ha permanecido intacta, al igual que la decencia más elemental de su sociedad. "Las cosas podrían haber ido mucho peor" puede que no sea el más estimulante de los eslóganes, pero dado que todo el mundo esperaba un completo desastre, representa un triunfo político.

      Y nos enseña una lección al resto de nosotros: el sufrimiento al que se enfrentan tantos de nuestros ciudadanos es innecesario. Si esta es una época de increíble dolor y de una sociedad mucho más dura, ha sido por elección. No tenía, ni tiene, por qué ser de esta manera. –

      PAUL KRUGMAN

      Paul Krugman es profesor de Economía en Princeton y premio Nobel 2008. 2001. New York Times Service. Traducción de News Clips.

      Anuncios

      Wikileaks: los bancos, próximo blanco…

      leave a comment »

      • La próxima filtración revelará la corrupción del sistema bancario, afirma Assange
      • Crearemos un tremendo impuesto sobre las empresas no éticas, dice a la revista Forbes
      • Assange y su ideología anarco-libertaria: mercados libres contra monopolios, utopía insoportable…

      A2-WIKI“Debemos entender (…) que una de las razones principales de los secretos gubernamentales es para proteger al gobierno de su propia población”, asegura Noam Chomsky

      David Brooks, Corresponsal

      Periódico La Jornada
      Miércoles 1º de diciembre de 2010, p. 2

      Nueva York, 30 de noviembre. El próximo blanco de Wikileaks es el sector privado, en particular uno de los grandes bancos estadunidenses. La ofensiva comenzará a principios del próximo año con decenas de miles de documentos internos que serán expuestos a cualquier persona que desee ver sus operaciones, y para que el público rinda su juicio, reveló Julian Assange, el fundador del sitio cibernético, en entrevista con Forbes.

      Mientras Wikileaks continúa revelando al mundo más de 250 mil cables diplomáticos secretos de Estados Unidos, provocando una grave crisis para la política exterior estadunidense, y alertando hoy, una vez más, que su sitio de Internet está bajo intenso ataque cibernético (mediante su hilo en Tweeter), es seguro que el anuncio de Assange provocó temores en las más grandes instituciones financieras de este país.

      En una de sus poco frecuentes entrevistas, difundida hoy, Assange dijo a Forbes en Londres, el 11 de noviembre (antes de la filtración de los cables diplomáticos del domingo pasado), que los documentos bancarios revelarán un sistema de corrupción. Rehusó identificar de cuál institución se trata, pero indicó que es un banco estadunidense grande. Se negó a ofrecer más detalles sobre ese material y sostuvo que será otra megafiltración, de tal vez decenas o cientos de miles de documentos.

      Sostuvo que los documentos internos obtenidos serán sobre toda la toma de decisiones que se ciega ante, y apoya prácticas corruptas; la supervisión que no se ejerce, las prioridades de los ejecutivos, cómo piensan que están cumpliendo con su propio interés.

      Agregó que ofrecerá un vistazo verdadero y representativo sobre cómo se comportan los bancos a nivel ejecutivo y que espera que esto provocará investigaciones y reformas.

      Cuando Andy Greenberg, de Forbes, le preguntó si la filtración tendrá alto impacto, Assange respondió que sí:Digo, podría hacer caer a uno o dos bancos.

      Assange informó que Wikileaks tiene un acervo masivo de materiales filtrados y calcula que la mitad están relacionados con el sector privado.

      Wikileaks ha filtrado documentos sobre prácticas empresariales en varias ocasiones durante los cuatro años recientes, pero su fama y perfil mundial se disparó con las megafiltraciones de este año, que incluyeron decenas de miles de documentos secretos de las fuerzas armadas estadunidenses sobre la guerra en Afganistán y cientos de miles de documentos sobre la guerra en Irak –las filtraciones de documentos militares secretos más grandes de la historia.

      Como lo califica Greenberg, Assange es el profeta de la edad venidera de transparencia involuntaria.

      Assange informó que Wikileaks tiene archivos sobre varios sectores empresariales, como el farmacéutico, de energía, de finanzas y más, los cuales son revisados y evaluados por su red de colaboradores.

      La anunciada filtración contra un banco estadunidense sería la más grande contra una empresa por Wikileaks. Assange advirtió que la comunidad empresarial debería prepararse para muchas más en el futuro.

      Wikileaks tiene tanto material –Assange comentó que su conducto de filtraciones se ha incrementado de manera exponencial– que se adoptó la decisión de cerrar el servicio para enviar materiales filtrados, de manera segura. En su sitio, se anuncia que tanto el canal para entregas de material como el servicio de chat se han cerrado de manera temporal.

      Cuando le preguntaron cuál es el impacto deseado de estas filtraciones contra las empresas, Assange afirmó:Así será más fácil para que ejecutivos en jefe honestos administren un negocio honesto, ya que los negocios deshonestos serán afectados de manera más negativa. Esa es toda la idea. En la batalla entre empresas abiertas y honestas, y empresas deshonestas y cerradas, estamos creando un tremendo impuesto sobre la reputación de empresas no éticas.

      El fundador de Wikileaks también habló de su ideología. Manifestó que aboga en favor de los libres mercados tengo actitudes encontradas sobre el capitalismo, pero amo los mercados–. Agregó: “no es correcto colocarme en un bando filosófico o económico, porque he aprendido de muchos. Pero uno es el libertario estadunidense, el libertarismo de mercado… Pero tengo suficiente experiencia en política e historia para entender que un mercado libre acaba como monopolio, a menos de que se les obligue a ser libres”.

      Concluyó que acerca de la función de las filtraciones sobre el sector empresarial, “Wikileaks está diseñado para hacer más libre y ético el capitalismo”.

      Acerca de si le proporciona placer ver los escándalos que ha provocado Wikileaks, Assange dijo que el trabajo es muy satisfactorio al ver que se promuevan reformas y estimularlas; ver a los oportunistas y los que abusan tener que rendir cuentas.

      Comentó que cada vez habrá más intentos para detener filtraciones, pero que constantemente se están presentando nuevos formatos y nuevas manera de comunicación y, por tanto, siempre será difícil para gobiernos y empresas evitar las filtraciones.

      Además, agregó, detener filtraciones es una nueva forma de censura. Informó que lo que más busca Wikileaks de los que ofrecen filtraciones es información relacionada con la inteligencia, las guerras y el fraude financiero masivo, ya que todo eso afecta a mucha gente de manera severa.

      La estrategia de Wikileaks para continuar invitando a que hagan filtraciones con el propósito de revelar lo que él considera abusos y encubrimientos, “es resumido por la frase ‘la valentía es contagiosa’”, subrayó.

      Written by Eduardo Aquevedo

      1 diciembre, 2010 at 18:35